SNA reitera que las Pymes agrícolas y el Emprendimiento será impactado por la Reforma Tributaria Imprimir
Jueves 03 de Julio de 2014

imagen Como un duro golpe al emprendimiento de las Pymes agrícolas, calificó la Sociedad Nacional de Agricultura el impacto del proyecto de reforma tributaria sobre el sector. Así lo hizo saber en su presentación ante la Comisión de Hacienda del Senado, donde el gremio expuso a través de su presidente, Patricio Crespo y de la gerenta de Estudios, Ema Budinich.

La SNA inició su exposición graficando que hoy el 99% de los contribuyentes agrícolas son PYMEs, responsables del 66% del empleo del sector y del 48% de las ventas anuales, cuya actividad se realiza en las zonas rurales del centro y sur del país, alrededor de pequeñas localidades. Estas PYMEs son principalmente empresas familiares y de varias generaciones, que tienen la tierra como patrimonio esencial y que desarrollan un negocio altamente intensivo en capital, de rentabilidad baja, con ciclos productivos largos y un acceso limitado a financiamiento con tasas de interés anual sobre 40% versus 7% de las grandes empresas.

“Estas pequeñas y medianas empresas, que generan gran parte del empleo del sector y que han conquistado los mercados mundiales, son las que se verán afectadas por los cambios impositivos. Esta reforma les hará perder una parte de su capital de trabajo y ser menos competitivas, ampliando su desigualdad con las empresas de mayor tamaño, lo que impactará la generación de empleos y desarrollo del sector”, aseguró Ema Budinich, gerenta de Estudios de la SNA.

La gerenta de Estudios de la SNA puntualizó que las Pymes perderán parte de su capital de trabajo, el cual pasará a manos del Fisco debido a medidas como:

-Aumento de la tasa de Primera Categoría de 20% a 25%: afectará a todos los contribuyentes agrícolas.

-Cambio de base retirada a devengada: Producto de esta modificación, todos los contribuyentes agrícolas y en particular entre 20 a 40 mil micros y pequeños productores deberán dejar el régimen de renta presunta y pasar a tributar por renta efectiva, sin disponer de incentivos para reinvertir y capitalizarse.

-Fin de los incentivos a la reinversión de utilidades 14 bis, 14 ter. Hoy estos incentivos son dado su escaso capital propio, las Pymes del agro que quieran capitalizarse deberán recurrir a endeudamiento a altas tasas de interés, lo que les restará competitividad y ampliará la brecha con las empresas más grandes.

-Aumento del impuesto de timbres y estampillas: Se elevará al doble de la tasa actual, lo que incrementará los ya altos costos financieros.

El gremio alertó que el mecanismo de depreciación instantánea propuesto por el gobierno como alternativa al FUT, no es útil para las Pymes agrícolas, puesto que la tierra, el activo más importante, no se deprecia; y la mayoría de ellas realiza inversiones de manera gradual que se registran como gasto.

Adicionalmente señaló que quienes deban pasar a tributar por renta efectiva no podrán inventariar sus activos a valor comercial, lo que implicará un grave daño patrimonial. Al mismo tiempo, quienes deseen optar por vender sus bienes raíces, y éstos no pueden ser tasados a valor comercial, un productor verá gravada gran parte del valor de su propiedad con una tasa de 35%.

Propuestas gremiales

Antes de terminar la presentación, el presidente del gremio, Patricio Crespo, propuso a los Senadores:

-Preservar estímulos al ahorro y la inversión sobre la base de retener en la empresa las utilidades, siempre que sean reinvertidas productivamente;

-Mantener la renta presunta, depurándola de los vacíos que podrían inducir a prácticas elusivas y establecer estímulos para que los contribuyentes vayan migrando paulatinamente de presunta a efectiva;

-Mantener la vigencia del artículo 5º transitorio para que quienes deban migrar a renta efectiva puedan hacer inventario inicial a valor comercial;

-Mantener la tasa actual del impuesto a los timbres y estampillas, para mitigar el impacto que demandará el tener que recurrir al sistema financiero para cubrir el déficit de caja y necesidades de inversión.

-Mantener el tratamiento tributario que la actual ley de cooperativas establece para los excedentes repartidos entre los cooperados que operan dando vida a su institución cooperativa.

“Con ello estaríamos dando una contundente señal de apoyo al espíritu asociativo, tan necesario de promover en nuestra pequeña y mediana agricultura”, aseguró Patricio Crespo.

Pyme Noticias